Anticonceptivos de Emergencia

Tweet this Share this on Facebook

Lo que necesitas saber sobre anticonceptivos de emergencia

Los anticonceptivos de emergencia, también conocidos como “la píldora del día siguiente,” el “plan B,” o “EC,” pueden prevenir un embarazo si se rompió el condón o si no usaste protección anticonceptiva durante las relaciones sexuales. Los anticonceptivos de emergencia solamente sirven si se toman durante los primeros cinco días después de tener relaciones sexuales, y mientras más rápido los tomes, mejor.

En California, puedes comprar la mayoría de los anticonceptivos de emergencia en cualquier farmacia sin receta médica y sin tener que comprobar tu edad. Debes pedir los anticonceptivos de emergencia en la ventanilla de la farmacia. Algunos anticonceptivos de emergencia, como ELLA, requieren receta médica.

No necesitas esperar tener una emergencia para poder obtenerlas. Considera tener 1 o 2 cajas de anticonceptivos de emergencia a mano. Muchas personas compran los anticonceptivos de emergencia antes que los necesiten, como precaución. La ley exige que las compañías de seguros de salud cubran métodos anticonceptivos aprobados por el FDA, incluyendo anticonceptivos de emergencia, pero solamente con receta médica. Si estás preocupada sobre los costos, consigue una receta para evitar pagar de tu bolsillo. Averigua esta información con tu doctor y tu plan de cobertura médica para informarte de lo que cubren y dónde puedes obtener anticonceptivos de emergencia sin pagar de más. California también tiene varios programas gratuitos o de bajo costo que te pueden ayudar a cubrir los costos de anticonceptivos de emergencia, si lo necesitas. También, puedes entrar a www.familypact.org si necesitas ayuda para pagar por anticonceptivos de emergencia.

Si te negaron anticonceptivos de emergencia en alguna farmacia, pide hablar con el supervisor o con algún encargado/a. Tú puedes decir “Es mi derecho comprar anticonceptivos de emergencia en su farmacia. Quisiera hablar con otro empleado o con su supervisor.” Si el farmacéutico se niega nuevamente, anota su nombre y el de la farmacia y comuníquese con el ACLU al 415-621-2488.