Métodos Anticonceptivos

Tweet this Share this on Facebook

El control de la natalidad es legal en California. Si piensas tener relaciones sexuales, y no quieres quedar embarazada, tienes varias opciones de anticonceptivos, incluso condones o preservativos, la píldora anticonceptiva, el anillo vaginal y el DIU (dispositivo intrauterino o el IUD por sus siglas en inglés). Habla con tu doctor, acude a una clínica de planificación familiar, o entra a https://bedsider.org/es para aprender más acerca de las distintas opciones anticonceptivas. La mayoría de los planes de seguros privados cubren los métodos anticonceptivos sin costo. También, California tiene varios programas gratuitos o de bajo costo que te pueden ayudar a pagar por métodos anticonceptivos, si lo necesitas.

¿Puedo obtener anticonceptivos directamente del farmacéutico?

Sí. En California, tú ahora puedes obtener una receta para anticonceptivos directamente en la farmacia, del farmacéutico, sin tener que ir a un doctor o clínica. Personas de cualquier edad tienen acceso a anticonceptivos que tú puedas administrarte, como la píldora, el parche, o el anillo vaginal. Tú todavía tienes que ir al doctor o clínica si quieres algo que un profesional médico tiene que insertar, como un DIU o implante hormonal.

¿Cuantos meses de anticonceptivos puedo obtener en una visita?

A partir del 1 de enero, 2017, es posible obtener un suministro de anticonceptivos aprobados por el FDA y auto-administrados (como la píldora, el parche o el anillo) por un año entero, si lo pides. Ciertos planes de Medi-Cal (los de Managed Care) y planes de seguro médico privados tendrán que cubrir este suministro y cubrir el costo todo a la vez.

¿Puede el/la farmacéutico/a negarse a entregarme los anticonceptivos?

En California, las farmacias que almacenan anticonceptivos tienen que proveerlos a los pacientes sin demora y no se pueden negar. Ningún farmacéutico puede impedir que tú adquieras anticonceptivos porque no estás casada o porque hacerlo sea un conflicto con sus creencias personales o religiosas. Las farmacias tienen que tener arreglos para asegurar que tú puedas obtener los medicamentos que necesitas sin importar las creencias personales de sus empleados o de los/as farmacéuticos/as.

Si te negaron los anticonceptivos, pide hablar con el gerente o algún encargado/a. Tú puedes decir “Es mi derecho comprar anticonceptivos en su farmacia. Quisiera hablar con algún otro empleado o con tu supervisor.” Si el farmacéutico se niega nuevamente, registra su nombre y el de la farmacia y comunícate con ACLU al 415-621-2488.